Make your own free website on Tripod.com
Comandante Ethan Kennedy
Guerra de las Islas Malvinas

Home

Guerra de las Islas Malvinas | Encuesta | GUERRA | Aviones | Lugar dedicado al FAL (fusil automatico liviano) | Libro de visitas | Contácteme | Tanques de guerra | Barcos de guerra | Armas de infanteria

PARA LOS QUE NO SABEN DE ESTA GUERRA, LES CUENTO QUE ESTA GUERRA TENIA POR OBJETIVO LA SOBERANIA DE LAS ISLAS MALVINAS HUBICADA AL SUR DE ARGENTINA. INGLATERRA INVADIO ESTAS ISLAS Y ARGENTINA POSICIONO SU DEFENSA, SI QUIEREN SABER UN POCO MAS, SIGAN LEYENDO ESTE TEXTO.

La guerra

La Infantería Argentina ha cumplido una heroica participación en el conflicto armado con el Reino Unido, durante la guerra de Malvinas. Por la función esencial que cumple en el combate y por el marco de la situación general en que se debía entablar el combate en Malvinas, a la Infantería le correspondió el peso mayor de la lucha y de las bajas cuantitativamente sufridas.

La guerra de Malvinas se prolongó desde el día 2 de abril hasta el 14 de junio. La participación de la Infantería Argentina se materializó por acciones terrestres el día 2 de abril, y durante el periodo comprendido entre la acción del desembarco ingles -el 21 de mayo- hasta la rendición, el día 14 de junio. A partir de esta referencia, puede observarse que la guerra comprende cuatro etapas bien marcadas:

La primera etapa, materializada en el inolvidable 2 de abril, día en que vuelve a flamear en nuestras islas, la bandera celeste y blanca.

La segunda etapa, comprendida entre el 3 de abril y 1 de mayo, cuando se inician las hostilidades.

Durante este período, los infantes realizan y completan sus traslados desde el continente a Malvinas, y despliegan sus efectivos y materiales una vez arribados a ellas. Si bien durante este período no se desarrollaron acciones bélicas, los infantes ya empezaban a sufrir desgastes, a causa de las inclemencias del un clima severo, para el que la mayoría no estaba ni preparado ni equipado. A esto se agregaba la imposibilidad de contar con materiales y equipos que habían quedado en el continente, y que a causa del bloqueo inglés -con la determinación de la zona de exclusión marítima establecido a partir del 12 de abril- no podían ser trasladados a las islas.

Durante este período, día a día, hora a hora, los infantes fueron preparando sus posiciones de defensa, dificultadas por un terreno extremadamente húmedo, el cual durante el resto de la guerra, les haría sentir, con rigor, sus características, haciendo de estas posiciones un lugar nada confortable para un soldado que debía combatir. En algunos casos había tanta agua, que sus ocupantes permanecían mojados de día y de noche. También durante este tiempo se efectuaron reconocimientos, se consolidaron los planes de empleo y los acuerdos entre fracciones, y se aparcaron abastecimientos.

La tercera etapa, materializada por el inicio de las hostilidades el 1 de mayo, con el bombardeo aéreo de los ingleses al aeródromo de Puerto Argentino, se extendió hasta el día 21 de mayo, cuando los ingleses comenzaron su desembarco en Puerto San Carlos.

Durante este período, la Infantería, sin poder actuar, debió padecer bombardeos incesantes, de la aviación y la marina inglesas. A estos inconvenientes del combate, se fueron sumando otros ya vividos en las anteriores etapas, y algunos que se fueron originando como consecuencia de estos bombardeos que afectaron, fundamentalmente, los aspectos logísticos, el descanso de la tropa y los desplazamientos, los abastecimientos.

Estos aspectos resultarían, en muchos, casos determinantes de las acciones futuras.

La cuarta etapa -que abarca el período comprendido entre el 21 de mayo y el 14 de junio- particulariza cada una de estas fechas con dos acontecimientos trascendentes para esta guerra: el desembarco de los ingleses y la rendición.

Es en esta etapa, cuando la Infantería entabló un encarnizado combate con el oponente, luchando día y noche, minuto a minuto, intentando -con lo que se tenía y como se podía- detener el avance del ejército inglés. Es en esta etapa, también, cuando las bombas de la artillería en tierra, de los gruesos cañones de la artillería naval y de la infatigable aviación castigaron con mayor crudeza las posiciones de los bravos infantes.

Durante los días que abarcó este período la guerra se iba a cobrar la vida de muchos camaradas que pasaron a engrosar las páginas gloriosas de nuestra infantería.

A continuación se exponen, en síntesis, las acciones de la Infantería argentina en la guerra de las Malvinas. Para ello se describen presentando los combates librados desde el 2 de abril hasta el 14 de junio, más aquellos concretados por los regimientos y por las pequeñas fracciones de estos.
Operación Rosario
(Recuperación de las Islas Malvinas)

La Operación Rosario fue ejecutada por una Fuerza de Tareas Conjunta, es decir, integrada por las tres Fuerzas Armadas. Correspondió al Regimiento de Infantería 25 (R I 25), representar al Ejercito Argentino en esa memorable e inolvidable acción.

El 28 de marzo de 1982, la Compañía C del R I 25, a cargo del Teniente Primero Carlos Esteban y del Jefe del Regimiento de Infantería 25, Teniente Coronel Mohamed Ali Seineldin, embarcan, divididos en dos buques, en el Cabo San Antonio y en el rompehielos Almirante Irizar. Durante el viaje el jefe de la Compañía recibe dos misiones:

La primera misión consiste en ejecutar una operación aeromóvil con una sección, para conquistar la residencia del gobernador británico de las Islas y capturarlo ileso. Dicha misión debería estar cumplida a las 06:30 horas del día 2 de abril. El Jefe de Compañía, asigna dicha misión a la tercera Sección comandada por el Subteniente Roberto Reyes.

La segunda misión se refiere a ocupar, con dos secciones y mediante una operación anfibia, los caseríos de Darwin y Goose Green. Esta misión bajo su mando, la ejecutaría con la primera y segunda Sección, a cargo del teniente Roberto Estevez y del Subteniente Gómez Centurión, respectivamente.


Al cuarto día después del embarque, la primera misión sufre modificaciones en razón de que el helicóptero asignado para tranportar a la tercera Sección, detenta una avería. Por ello se asigna la misma a otro elemento, y a esta Sección se le imparte una nueva misión: atacar como vanguardia de la fuerza de desembarco para conquistar el aeropuerto, y despejar toda clase de resistencia que pudiera presentarse en el mismo. La finalidad de esta acción es facilitar la llegada del resto del R I 25, el cual era transportado por modo aéreo.

El 2 de mayo, a las 03:45 hs, la agrupación de buzos tácticos desembarca en el faro San Felipe, sin que se registren novedades.

El mismo día, a las 06:30 horas, se inicia la operación anfibia. Siete minutos después, los primeros 5 vehículos -en los cuales se transportaba la 3ra Sección de la Compañía C del Regimiento de Infantería 25 (3/C/25) a cargo del Subteniente Reyes y el Teniente Coronel Seineldín a la cabeza- alcanzan la playa en la costa Norte de la península del aeropuerto, sin encontrar resistencia. Los vehículos despliegan rápidamente para abrir el fuego, en caso necesario. Mientras tanto, los infantes de la 3/C/25 se lanzan a la carrera hacia las alturas que dominan el aeropuerto desde el sector Sureste.

El aeropuerto se encontraba aproximadamente a 1500 metros de ese lugar. Teniendo siempre presente la consigna y orden referidas a no matar, ni tampoco usar la violencia, esta sección se desplaza hacia el objetivo con mucho ímpetu.

A las 06:15 horas del mismo día, despega, desde Comodoro Rivadavia, el primer avión que encabeza el Escalón aéreo con efectivos del R I 25. Durante esa mañana y a través de varios vuelos, se completaron los efectivos ya que una vez conquistado el objetivo, el Regimiento quedaría a cargo de la seguridad de Puerto Argentino.

A las 07:30 horas el Jefe del R I 25 informa que ha logrado capturar el aeropuerto y que ha preparado el mismo para el desembarque de los escalones aéreos. Prácticamente no ha tenido oposición, pues los efectivos que protegían el sector se han replegado hacia la población, luego de ofrecer una débil resistencia. La tarea más complicada, como era la de despejar la pista -ocupada por aproximadamente 25 vehículos de distintos tipo (Camiones livianos y tractores)- se ha cumplido con esfuerzo, pero dentro del horario previsto. Una vez finalizada la limpieza de la pista, la sección se encarga de la seguridad de la misma, para permitir el desembarco, por modo aéreo, del resto del Regimiento.

Durante esta actividad, el Jefe del R I 25, el Jefe de la 1/CC25 y un grupo de 10 soldados se trasladan en un vehículo anfibio a Puerto Argentino, para reforzar a la vanguardia que se encontraba empeñada en combate con efectivos británicos. En su avance, la 3/C/25 captura 2 prisioneros, y cuando arriba a la residencia del gobernador -zona donde se encontraba la acción- la misma ya estaba cercada y los principales acontecimientos se habían producido. El Capitán de Corbeta Pedro Edgardo Giachino había fallecido en combate. Se pudo presenciar la rendición del enemigo.

A las 08:45 horas, aterriza el primer avión con efectivos del R I 25, continuando en forma ininterrumpida los arribos del resto de la Unidad. Rápidamente, los efectivos son desplegados hacia los lugares asignados.

A las 09:00 horas, el gobernador inglés solicita parlamentar y cesa todo tipo de resistencia.

A las 12:30 horas, en una significativa ceremonia, se produce, con las formalidades de rigor, el arrío de la bandera inglesa, y el izamiento, por primera vez desde 1833, de la enseña nacional.

A las 13:00 horas, el R I 25 inicia el relevo del Batallón de Infantes de Marina 2 y comienza un operativo de requisa de armas, asignándose sectores de responsabilidad a los Jefes de Compañía.

El 4 de abril, a las 10:00 horas, aproximadamente, el Jefe de la Compañía C del R I 25 informa desde Darwin - Goose Green, que ha procedido a ocupar la población sin encontrar oposición alguna. El día 5 de abril se iza por primera vez, en la Isla Gran Malvina, la enseña nacional.

La recuperación de la Islas Malvinas ha resultado, desde el punto de vista táctico militar, brillantemente ejecutada por cada una de las fracciones que integraron la fuerza de recuperación. La única víctima de la jornada ha sido un infante de marina argentino que cayó durante el intercambio de fuego que precedió a la rendición del gobernador ingles. A esta muerte se sumó en los días posteriores, la muerte del Cabo Primero de la Marina Patricio Guanca y de los Conscriptos de Marina Mario Almonacid y Jorge Aguila, quienes mueren en la recuperación de las Georgias del Sur. Salvo estas acciones, no hubo otra violencia ni agravio contra los isleños. El objetivo se había logrado, sin que se produjeran bajas en el enemigo, ni en la población. La historia de la guerra de Malvinas recién comenzaba.
Las acciones inicialesPosterior a la recuperación de las Islas y hasta la noche del 20 de mayo, momento en que se produce el desembarco Inglés, se suceden una serie de actividades y acciones, en la que la Infantería Argentina se vió imposibilitada de actuar, debido a que el combate se desarrollaba por aire y por mar. No obstante debió padecer la acción de las bombas enemigas, cuyas consecuencias iban a influir severamente con el correr de la guerra.

En primer término comienza el despliegue de los elementos de Infantería en las zonas de las Islas ordenadas por el comando superior. Para cumplimentar estas actividades se organizan algunas fuerzas de tareas y equipos de combate sobre la base de los elementos de Infantería. Durante este período y hasta la primera acción bélica materializada con el bombardeo aéreo británico sobre el aeropuerto de Puerto Argentino, los elementos de la Infantería Argentina prepararon sus posiciones horadando la tierra, se efectuaron reconocimientos y se aparcaron los abastecimientos posibles. En este período signado por la espera, la incertidumbre, los preparativos y las prácticas de combate, si bien el espíritu de lucha era el óptimo, la vida en las posiciones era dura y difícil.

El terreno gredoso y esponjoso se mantenía permanentemente húmedo. El alto porcentaje de humedad, se concretaba en frecuentes precipitaciones. El viento casi constante, el frío especialmente durante la noche en la que la temperatura, frecuentemente (en especial a partir de fines de mayo) solía bajar de cero grado, ponían a prueba constantemente el temple de cuadros y tropa. A esto se sumaba la falta de instalaciones mínimamente adecuadas que facilitaran la higienización del personal como así también no se disponían de baños de campaña para la cantidad de personal que se había reunido, fundamentalmente en Puerto Argentino.

Tampoco existían facilidades con adecuado reparo contra las inclemencias del clima y mínima protección contra ataques aéreos. Los medios de movilidad no alcanzaban a satisfacer las necesidades de los efectivos emplazados. No solo las condiciones de aislamiento impusieron un estricto racionamiento del combustible, sino que también, fueron limitados los desplazamientos por carencia en las islas de red caminera y la imposibilidad del desplazamiento a campo traviesa por las características particulares del suelo. Esto trajo como consecuencia que muchos desplazamiento debieron realizarse a pie transportando los materiales, equipos y abastecimientos.

Sólo los helicópteros de Ejercito, más unos pocos de la Fuerza aérea, permitieron superar los inconvenientes más críticos, ejecutando misiones de transporte de tropas y abastecimientos en condiciones de máximo riesgo.

El 1 de mayo se inicia el ataque efectivo inglés a las Islas Malvinas mediante bombardeos aéreos y navales. A partir de allí y por el resto de la guerra estos bombardeos se sucederían durante todos los días, de día y especialmente de noche, siendo intensos y sistemáticos. La mayor parte de nuestras tropas, ya llevaban más de 20 días soportando el clima, el terreno, la sensación de aislamiento y la espera del combate.

No obstante el espíritu se mantenía intacto. Cuando se iniciaron las primeras operaciones enemigas, se produjeron las naturales reacciones en todo bautismo de fuego: vacilaciones, temores y toda esa conducta propia del hombre que recién enfrenta el riesgo cierto de la propia muerte. Sin embargo ya en este primer día de combate, nuestras fuerzas supieron sobreponerse a esa sensación y actuar eficazmente.

Antes y después del desembarco en San Carlos, los británicos buscaron metódicamente eliminar los medios que podrían proporcionar movilidad a las fuerzas terrestres y, además, efectivizar el bloqueo de las Islas, especialmente en la Isla Soledad. El 10 de mayo, fragatas enemigas, que penetraron en el estrecho de San Carlos, hundieron al transporte Islas de los Estados y el 15 de mayo un grupo del SAS de los británicos ejecutan una operación comando en la Isla de Borbón, atacando una base aérea propia y destruyendo la totalidad de los aviones que allí se encontraban. Esto privó a las propias fuerzas de la mayoría de los aviones que se disponían en el archipiélago.

Los padecimientos fueron potenciados por la vigilia y, en algunos sectores, por la escasez de comida caliente. Es indudable que los ingleses sabían perfectamente cual era la desgastante situación de las fuerzas terrestres propias. Los ingleses disponían de cuantiosa y valiosa información que les era proporcionada por los Isleños. Además personal de tropas especiales británicas logró infiltrarse en las Islas, contando con la colaboración de los pobladores para su misión de reconocimiento y obtención de información.

En consecuencia, si bien el bombardeo británico aéreo o naval fue prácticamente ineficaz desde el punto de vista de los efectos materiales logrados, es real que contribuyó a afectar psicológicamente a los efectivos de la defensa Argentina.


Todo lo expresado en los párrafos anteriores sumado al intenso bombardeo, iba a resultar un factor más que importante en el desarrollo del combate, ya que además se agravaría con el pasar de las acciones, influyendo negativamente en el rendimiento general de nuestras tropas.

Cuando la Infantería tuvo que actuar de cara al enemigo, su ímpetu, coraje, valor, espíritu de lucha y decisión se encontraban intactas, pero su estado físico y alimenticio era más que preocupante.

Es indudable concluir que este tiempo de espera y bombardeo, en lugar de favorecer la actividad propia proporcionando tiempo para completar y perfeccionar los planes, modificar aquello que necesitare ser modificado, mejorar las condiciones de los combatientes, mejorar las posiciones y todo lo que fuera necesario, aumentar los abastecimientos, solucionar los problemas logísticos, actividades estas de las cuales algunas se cumplieron y otras no se pudieron efectivizar, afectó negativamente y fue un factor fundamental en el desenlace del conflicto.
Desembarco de los InglesesEl 13 Mayo, en horas de la mañana, el Jefe de la Fuerza de Tarea Mercedes, conformada con el Regimiento de Infantería 12 reforzado (R I 12 (+)) recibe del Comandante de la Agrupación Litoral, la siguiente orden:

a. Desplegar efectivos de nivel Compañía disminuida con armas de apoyo en la zona de San Carlos, para proporcionar alarma temprana sobre desembarco ingles e la zona, o rechazo de una operación menor, dentro de sus capacidades.

b. Recibir los helicópteros que se faciliten para el transporte de personal y abastecimiento.

c. Otorgar munición para 3 días y víveres para 5 días.

d. Incluir en la operación, la ocupación de la altura 234 (extremo NO de San Carlos) con una Sección Cañón sin retroceso (2 piezas) para hacer fuego sobre las naves enemigas que intenten ingresar al estrecho.

e. Dependencia:

1) Operacional: del Comandante de la Agrupación Litoral
2) Logística: del Jefe de la Fuerza de Tarea Mercedes

Se constituye para dar cumplimiento a esta orden el Equipo de Combate Güemes (EC Güemes) (total 60 hombres), con los siguientes medios (109):

a. Pelotón Comando: Compañía C del R I 25 (C/RI 25)
b. 1 Sección de Tiradores de la C/RI 25
c. 1 Sección Apoyo del RI 12 (2 morteros 81 mm y 2 cañones sin retroceso)

El 15 de mayo a las 14:00 horas, el EC Güemes es trasladado a su nueva zona de operaciones, completándose dicho transporte a las 16:30 hs con la Sección Apoyo, que queda emplazada en la altura 234, a 500 mts de la playa. El Jefe del EC Güemes efectúa un reconocimiento de la zona, adoptándose el dispositivo. Se establecen las comunicaciones con Puerto Argentino y Darwin, a través de radios requisadas a la población. Se realizan otros controles y se requisa además armamento y otros medios de comunicación. Por lo demás, se les permite a los pobladores continuar con sus actividades normales. Se organiza un lugar de descanso para la tropa, y apoyo sanitario en la escuela de la localidad.

En la noche del 20/21 de Mayo, el enemigo bombardea intensamente con fuego naval Darwin, Puerto Argentino y el Oeste de la península de San Luis.

Las acciones en San Carlos se desarrollan de la siguiente manera:

a. El 21 de mayo a las 02:30 horas, desde el puesto comando del Jefe del EC Güemes (en Puerto San Carlos), se escucha la ejecución de fuego naval en la zona próxima a la altura 234. Se procede a llamar al Jefe Sección Apoyo (en altura 234) quien no responde a ninguna de las comunicaciones efectuadas desde la hora indicada hasta las 06:00 horas.

b. El cañoneo naval se produce en forma discontinua, con variada intensidad durante un lapso de 3 horas.

c. A las 08:10 horas, con las primeras luces, un observador divisa en la entrada del canal a Puerto San Carlos, un buque blanco de grandes dimensiones (no es de guerra), seguido por tres fragatas. Los efectivos argentinos en la zona están constituidos por 1 Sección a órdenes del Jefe del EC Güemes. Se ha perdido todo contacto con la Sección Apoyo en altura 234.

d. A las 08:20 horas, el Jefe del EC Güemes observa que un lanchón, más grande que los de desembarco, se desprende del buque blanco hacia el establecimiento San Carlos; varios helicópteros sobrevuelan los buques. A las 08:22 horas pueden apreciarse lanchones de desembarco que se desplazan en todas direcciones. Inmediatamente se informa de la situación al Jefe de la FT Mercedes, quien a la 08:30 horas la retransmite al Cte Agr Litoral en Puerto Argentino.

e. A las 08:30 horas, efectivos enemigos alcanzan la playa y se despliegan avanzando hacia el Este. Se abre fuego con armas automáticas sobre las fracciones enemigas. Se ordena el desplazamiento de las tropas a las posiciones preparadas en alturas al Este del puerto, para evitar el cerco que pretenden conformar los infantes ingleses.

f. Aproximadamente a las 0840 horas, efectivos estimados en 1 Compañía reforzada caen sobre Puerto San Carlos en el vació y, en el mismo instante, por el Este, un helicóptero Sean King intenta atacar por retaguardia a los efectivos argentinos. Se ejecuta fuego sobre la máquina enemiga y ésta, muy averiada, se alejo de la zona. Los infantes ingleses ejecutan fuego de ametralladoras y morteros, sin alcanzar las posiciones de la Sección del EC Güemes. Más tarde, un helicóptero inglés se aproxima a las posiciones para hacer fuego con sus cohetes.

Se le efectúa fuego reunido con todas las armas disponibles y la máquina se precipita a las aguas de Puerto San Carlos y se hunde de inmediato. Un cuerpo queda flotando y otro se amarra a una boya. Una lancha concurre en su auxilio. El enemigo ejecuta intenso, pero poco efectivo fuego de morteros, se observa a los pobladores auxiliando a las tropas enemigas e, inclusive, señalando la zona de repliegue de las fuerzas argentinas. Esto motivó que se ejecuta otro cambio de posición, más hacia el Este, para eludir el fuego de morteros. otro helicóptero inglés hace fuego con una ametrallado, lanza sus cohetes, y ataca la posición nuevamente.

Se ordena fuego reunido, y la máquina, incendiada, se precipita a tierra, cayendo a pocos metros de la posiciones. Se puede comprobar que sus tres tripulantes han muerto. No cesa el fuego de morteros, aunque es poco efectivo. Se ejecuta otro cambio de posición. Tres minutos más tarde, el enemigo envía otro helicóptero aparentemente para dirigir el fuego naval. Se ejecuta fuego sobre la máquina y el piloto logra retirarla del lugar, humeante y seriamente dañada.

g. A partir de ese momento comienza un intenso fuego naval. Continúa el de morteros sobre las posiciones de la Sección del EC Güemes con errores de 100 metros, sin que se pueda localizar la ubicación de los efectivos propios. Durante el lapso de duración del combate, continúa el desembarco de los efectivos enemigos. Se observa, también, gran movimiento de lanchones hacia el establecimiento San Carlos. Aproximadamente a las 09:30 horas, se detecta la acción de un avión propio atacando a una fragata enemiga, la que parece quedar averiada. Se desata un intenso fuego antiaéreo. El enemigo continúa combatiendo por el fuego (morteros y ametralladoras) con los efectivos propios, pero no evidencia intención alguna de atacar para conquistar la altura.

h. Hasta las 13:00 horas, la Sección con 2 oficiales, 9 suboficiales y 31 soldados mantienen su posición, esperando el repliegue de la Sección Apoyo que contaba con 1 oficial, 4 suboficiales y 15 soldados desde la altura 234.

i. Las bajas provocadas al enemigo son las siguientes: una decena de paracaidistas muertos o heridos, 2 helicópteros derribados (de las dos tripulaciones hay un solo sobreviviente), dos helicópteros seriamente dañados. Estos últimos quedan, casi con seguridad, inoperables.

j. Durante la noche se ejecuta el repliegue hacia Puerto Argentino a través de Cerró Bombilla y Douglas Paddock. La marcha se hace sumamente dura pues no se cuenta con abastecimientos, ni medios de abrigo. Deben enfrentarse la dureza del clima (viento, bajas temperaturas y lluvias) y los problemas del desplazamiento a campo traviesa. El enemigo, empleando helicópteros, trata sistemáticamente de ubicar y cercar a las fuerzas argentinas, sin lograr su objetivo. Se marcha de noche, se descansa de día, en situación de combate permanente. Luego de 3 días de marcha casi continua, se llega a la localidad de Douglas Padoock, donde el Jefe del EC GUEMES organiza el racionamiento, higiene y descanso por turnos del personal, y el reacondicionamiento del armamento.

k. El día 25 de mayo se establece contacto radioeléctrico y por estafeta con Puerto Argentino, a la vez que se solicita la asignación de medios para el transporte de la fracción a Darwin para reforzar a los infantes que ya se encontraban combatiendo y defendiendo la localidad. El espíritu de esos hombres recién salidos de un combate desigual y tras una marcha agotadora, decidieron efectuar una formación en el caserío de Douglas para festejar el aniversario del Primer Gobierno Patrio Argentino. El día 26 de mayo, la fracción es recogida y trasladada a Puerto Argentino, en 4 helicópteros de nuestro Ejército.

Operaciones de la Sección Apoyo del EC Güemes en la defensa de la altura 234.

La Sección Apoyo (Sec Apy) con 2 morteros 81mm, 2 cañones sin retroceso 105 mm, ocupa la altura 234, en condiciones de batir, con este fuego, el acceso norte del estrecho San Carlos. La fracción está organizada con 1 Grupo Piezas (constituidos por 3 Suboficiales y 5 Soldados que operan las armas pesadas) y 1 Grupo de tiradores, que proporciona la seguridad inmediata a las piezas. Se mantienen comunicaciones por radio con el Jefe del EC Güemes cada 2 horas, y se establece, complementariamente, un camino para el desplazamiento de estafetas.

El 21 de mayo a las 02:30 horas, una patrulla de seguridad, en el sector de la playa, informa sobre gritos y señales acústicas que se perciben desde el estrecho. Además, se distinguen siluetas, al parecer de buques, que penetran en dirección norte - sur. En ese momento, el Jefe de la Sec Apy se adelanta y verifica el ingreso al canal de varios buques. Inmediatamente intenta comunicarse con su Jefe del EC para informarle la novedad. Recorre las posiciones y ratifica las misiones, alertando al personal sobre la eminente apertura del fuego.

El radiooperador informa que escucha que al Jefe del EC, pero éste no acusa recibir ningún mensaje. Se le ordena insistir. La visibilidad es prácticamente nula, por lo que se abre fuego con dos proyectiles de iluminación de morteros, los cuales consiguen pocos o nulo efecto. No obstante, se observa la silueta de buques que se desplazan por el canal. Inmediatamente, se abre fuego con proyectiles explosivos de los cañones hacia el centro del canal, por no disponerse de medios de observación y/o detencción nocturna. Como consecuencia se desata un intenso fuego naval desde varios navíos.

Este fuego cae próximo al equipo de comunicaciones, aparentemente localizado por el enemigo, pero no afecta significativamente el sector ocupado por los cañones. El Jefe de Sec Apy ordena interrumpir las comunicaciones. A partir de ese momento pierde todo contacto con su Jefe de EC.

El fuego enemigo comienza a ser más efectivo, cayendo sobre los cañones, al parecer porque se ha detectado el resplandor de su retroceso. Se ordena suspender el fuego con los mismos y cambiar de posición. Mientras tanto, los Morteros 81 mm continúan batiendo al enemigo, sin que puedan apreciarse los efectos de su acción.

A las 06:30 horas, el Grupo Mortero agota su munición. Los Cañones, prácticamente, han quedado también sin munición. El fuego enemigo se hace cada vez más intenso aunque poco preciso, por los constantes cambios de posición que ejecuta la sección.

A las 05:00 horas y en cumplimiento del plan de defensa ya elaborado, se logra desprender la fracción, replegándose hacia las posiciones del resto del EC al noreste de San Carlos. Inmediatamente iniciado el desplazamiento, se recibe intenso fuego de ametralladoras desde una altura ubicada al noreste de la zona de posiciones. El enemigo, aparentemente, ha desplazado efectivos aeromóviles y trata de cercar a la fracción.

A su vez, el fuego naval se ha alargado y es efectivo sobre la retaguardia de la Sección. Dos soldados son alcanzados por esquirlas y resultan heridos. Impedido de continuar su avance, el Subteniente Reyes, Jefe de Sección, con cuatro voluntarios, se adelanta hacia la posición ocupada por las armas enemigas, para ponerlas fuera de combate. Se inicia intenso combate por el fuego, lográndose momentáneamente, silenciar las armas enemigas. Esto posibilita que la Sec pueda reunirse.

Desde la costa, se escucha intenso ruido de motores pertenecientes a vehículos anfibios. Por las cercanías se percibe también la presencia de numerosos helicópteros que, al parecer, ejecutan viajes desde los buques hacia las alturas circundantes. En las cercanías, inclusive, se escuchan voces de mando de fracciones enemigas.

Comienza a amanecer. Con las primeras luces se puede apreciar la magnitud de la acción enemiga, ya que se observan, en el canal y la bahía San Carlos, numerosos buques de guerra y de transporte y otros menores.

La Sec se ha reunido, salvo tres heridos graves, los que por orden del J Sec, quedan a cargo de un Suboficial que les administra los primeros auxilios, en una posición protegida, y luego son alcanzados por el enemigo que los evacuan al hospital de campaña británico donde se los intervino quirúrgicamente y salvaron sus vidas .

Nuevamente la Sección intenta comunicación con el Jefe del EC para transmitir la información que se observa, pero es imposible lograr dicho contacto. Desde San Carlos se escucha intenso ruido de combate.

Durante el resto del día se permanece en las posiciones, comprobándose la magnitud de operación enemiga. Numerosas patrullas aeromóviles enemigas sobrevuelan insistentemente la zona, sin lograr detectar la fracción Argentina.

En la noche del 21/22 de mayo el Subteniente Reyes, imposibilitado de transmitir información o accionar sobre el enemigo con posibilidades de algún éxito y de reunirse a su Jefe de EC, resuelve iniciar su repliegue hacia el este. Durante esa noche la sección, subdividida en patrullas, atraviesa las líneas que el enemigo ha establecido al este de su cabeza de playa. Se pierde contacto con una de dichas patrulla. Solamente once hombres logran eludir el cerco.

Se produce una larga y penosa marcha hasta el 11 de Junio por el Norte de la Isla Soledad, sin alimentos, ocultándose durante el día y marchando por la noche. Numerosos efectivos ingleses, en helicópteros, recorren la zona continuamente. Al parecer, ejecutan exploraciones, y transporta personal y abastecimiento hacia el Este. Se elude el contacto con los pobladores.

El 14 de Junio, al producirse el cese del fuego, esta heroica Sección salió al descubierto en la zona de New House; el Subteniente Reyes y su fracción se presentaron a los británicos y recién los tomaron como prisioneros de guerra.
Combate de Darwin - Goose Green

Antecedentes

Consolidación de la Cabeza de Playa Inglesa en San Carlos

Luego de los exitosos ataques ejecutados por la Fuerza Aérea Argentina (FAA) en la tarde del 21 de Mayo, en la noche del 21/22 de Mayo, el enemigo ejecuta un intenso esfuerzo para desembarcar la masa de sus medios y lanzar elementos de seguridad hacia las alturas que circundan la cabeza de playa. Se emplean para ese fin , en formas sucesivas, los helicóptero disponible.

En la misma tarde del 21 May, numerosos movimientos son observados transportando tropas, armas pesadas y de defensa aérea, hacia el noroeste del Cerro Alberdi y hacia alturas al sureste establecimiento San Carlos y Co Montevideo.

En la tarde del 22 de Mayo, oportunidad de que la FAA reinicie sus ataques, el enemigo a logrado consolidar su desembarco, observándose una efectiva defensa aérea con base en tierra, circundando la cabeza de playa .

El 21 de Mayo, el Comando Conjunto Malvinas ha solicitado la continuación del bombardeo aéreo, que se concreta según lo referido en 2., no pudiéndose apreciar los resultados obtenidos. Los requerimientos de fotografías aéreas no pueden ejecutarse por la activa defensa aérea enemiga.

El 22 de Mayo, en razón de que aún no han sido recibidos en Puerto Argentino los morteros pesados del RI 12, se ordena el embarque de dos piezas de artillería del Grupo de Artillería Aerotransportado 4 (GA Aerot 4), con sus dotaciones en un guardacosta de la Prefectura Naval Argentina el que zarpa hacia Darwin el 23 de Mayo, con las primeras luces. En proximidades del acceso a la Bahía Choiseul es atacado por aviones Harrier, los que provocan a la embarcación severos daños, obligándola a encallar sobre la rivera norte.

Se declara un incendio abordo. El personal logra desembarcar y protegerse en precarias cubiertas sobre la playa. Posteriormente, se puede retirar de la nave equipos y abastecimientos, en especial para la atención de los heridos. El 24 de Mayo, en una arriesgada operación con helicópteros, se rescata el personal, se loGran retirar los cañones y la munición, transportándose esta carga a Darwin en donde, inmediatamente, se le asignan misiones en la posición de defensa. Esta operaciones es asegurada por una patrulla a cargo de un oficial, destacada desde Darwin, la que luego de cumplida su misión debe realizar su repliegue a pie por no contar con helicópteros para su transporte. Sólo uno de los cañones así rescatado puede ser puesto en servicio, pues el 2do ha sido dañado en el bombardeo y no se cuenta con medios para repararlo.

El 23 de Mayo, en horas de la mañana, aviones enemigos atacan al Sur de Howard a una escuadrilla de helicópteros de ejército que desde Puerto Argentino se dirigía hacia aquella posición para llevar abastecimiento y morteros pesados del RI 12 que son recibidos por esa fecha, efectuar exploraciones al Sur de San Carlos y recuperar a personal de la compañía de Cdo(s) 601 que se encuentra en la zona de RI 5, cumpliendo una misión que le ha sido asignada.

En esta ocasión son destruidos dos helicópteros Puma y un helicóptero A-209 Augusta, logrando eludir el ataque un helicóptero Puma a cargo del Teniente Primero Hugo Alberto Pérez Cometo, el cual regresa a la zona y rescata a las tripulaciones cuyas máquinas han sido derribadas, logrando salvar la vida de sus camaradas, sin tener en cuenta de la posibilidad cierta de un nuevo ataque enemigo. Posteriormente, patrullas del RI 5 consiguen rescatar las armas pesadas y parte de la munición.

El mismo día 23 de Mayo, tras intensos ataques aéreos, el enemigo logra averiar seriamente al buque Carcarañá que se encuentra anclado en la Bahía de la Isla Soledad sobre el estrecho San Carlos. Otra acción aérea enemiga sobre el buque Bahía Buen Suceso, anclado en Bahía Fox, logra dañar a esta nave, la que posteriormente, es reparada y colocada en condiciones de navegar.

El 24 de mayo a las 21:00 horas, el Comandante de la Agrupación Litoral imparte el Jefe de la Fuerza de Tarea Mercedes (RI 12) la orden de operaciones de defensa que es recibida el 25 de mayo a las 18:00 horas y el 25 de mayo a las 19:00 horas, la orden de operaciones ataque de desarticulación y que es recibida el 26 de mayo a las 08:30 horas.

El 26 de Mayo, son transportado a Darwin con helicópteros de ejército dos piezas de Obus de 105 mm del GA Aerot 4 con sus servicios, para reforzar los cañones que fueron recibidos en esa plaza el día anterior. Se le imparten misiones de fuego sobre Cerro Alberdi y Monte Osborne. Como se ha referido, sólo 3 piezas se encuentra en condiciones de tiro.

Operaciones de la FT Mercedes entre el 01 May y el 27 May (Posición Darwin)

El 30 de Abril completa el RI 12 la reunión de sus efectivos, menos la Ca B (que permanece en Monte Challenger, a órdenes del Comando Conjunto Malvinas, la Sección Comunicaciones (Sec Com) y parte de la Compañía Servicios (Ca Ser) en Puerto Argentino y la Sección Morteros Pesados, que aún no ha sido trasladada desde el continente. La Ca Cdo y la Ca Ser completan su movi miento a Darwin, el 22 de Mayo.

En horas de la tarde, el Jefe del RI 12 presencia una exposición del Jefe C/RI 25 sobre la situación y dispositivo de su fracción. También toma contacto con el Jefe de la Base Aérea Militar Vicecomodoro Pedrozo, quien lo impone del dispositivo de sus medios y las medidas adoptadas con la población, y se efectúan los reconocimientos con los Jefes de compañías y miembros de la PL My.

Continua lloviendo, al igual que en los días anteriores. Desde su llegada a Malvinas, la tropa y cuadros mantienen la ropa húmeda. No obstante, el estado sanitario es satisfactorio, aunque se han producido varios casos de congelamiento en miembros inferiores. La unidad acampa en un vivac de campaña En la cercanías de la pista de aterrizaje.

El Jefe del RI 12 ordena que las Compañías que están acampando próximas a la pista de aterrizaje, se desplacen de inmediato a la zona de posiciones, reconocida la tarde anterior para la Ca A. Hacia las 06:00 horas, el movimiento se ha completado, ubicándoselas fracciones a 4 Km de su emplazamiento original.

A las 0830 hs, se produce el esperado ataque aéreo inglés sobre Darwin. Cuatro Sea Harrier atacan la zona de la pista de aterrizaje. Un Pucará, que está con los motores en marcha, recibe un impacto casi directo. Otro dos bombas caen sobre la pista y una cuarta, próxima a 1 Jeep que transporta personal.

Unidad se emplaza en las posiciones asignadas. Se debe transportar a brazo y a campo traviesa el armamento liviano y pesado, la munición, los abastecimientos y el bolsón porta equipo que resulta poco práctico para su empleo por tropas en operaciones. Los medios de transporte de la BAM (Helicópteros, Jeeps y tractor) no pueden ser empleados pues deben estar disponibles para necesidades particulares de la Fuerza Aérea.

Se comienza a cavar las posiciones haciendo uso de la pala de mango corto que se el único elemento de zapa disponible y con el cual sólo cuenta parte del personal. En esta acciones también se utiliza elementos de circunstancias. Recién a la noche se puede comer un plato caliente. Desde el arribo, llueve casi constantemente.

El 2 de Mayo los efectivos empleados en Darwin - Goose Goose ascienden a 642 hombres y los efectivos de la FAA alcanzan a 202 hombres (125).

El 3 de Mayo se reciben informes del Jefe de la BAM, en lo que se detalla que el ataque de Harrier, llevado a cabo el día 1 de Mayo sobre la pista de aterrizaje, habría sido dirigido desde tierra con ayuda de algún poblador. Se adoptan mediadas de control sobre la población, inclusive para protegerla ante la renovación de los ataques aéreos y/o navales ingleses. Se determina reunirla en la iglesia de la localidad. Esta decisión produce numerosas quejas de los Kelpers.

El 4 de Mayo , con las primeras luces en un helicóptero Chinook de la FAA y juntamente con la carga de víveres, son trasladado a Darwin el 2do Jefe del RI 12, 1 Oficial y 18 soldados de la Ca Cdo que aún permanecían en la zona de Mte Challenger. Poco momentos después se produce un ataque aéreo inglés sobre la zona de la pista en dirección este - oeste: Un Sea Harrier es derribado y su piloto eyectado cae muerto a 20 mts de la cabecera de pista. Es identificado como el Tte Nicholas Taylor. Tantos los restos del avión como el cadáver presentan numerosos impactos de armas de pequeño calibres, lo que revela que el fuego reunido de armas livianas es efectivo contra aviones que vuelan a baja altura. En estas circunstancias, debe destacarse la valerosa actitud del RP Santiago Mora, quien bajo el fuego enemigo, recorre las posiciones, asistiendo espiritualmente al personal.

El personal en la posiciones continúan perfeccionado las mismas, y constituyendo obstáculos y sectores minados. A las 1730 horas, se realizan una formación y se requieren honores al Tte Nicholas Taylor. Efectuándose el sepelio de sus restos.

Por la escasez de víveres, comienzan a requisarse cordero para la alimentación de la tropa. Se informa por radio al Comando Superior. El 9 de Mayo la situación de abastecimiento de víveres es critica, aspecto que se reitera al Comando Superior. Se concreta la remisión de víveres para 10 días, actividad que comienza a ejecutarse a partir del 10 de Mayo.

El 11 de Mayo se recibe, por helicóptero, víveres para 7 días. A las 2330 horas arriba el buque Montsunen con 100 tambores de JP 1 (combustible para helicópteros), 97 tambores de nafta y 100 cajones de munición para Cñ 105 mm.

El 13 May recibe una orden de operaciones del Cte Agr Litoral que impone la segregación de un elemento de nivel Compañía disminuida para ocupar la zona de San Carlos. Se solicita para ello la urgente asignación de armas de apoyo.

El 17 de mayo a las 09:00 horas, se producen dos ataques aéreos sobre las posiciones de armas de defensa aérea y armas pesadas, en la cercanía de la pista y en el sector de la Ca C/RI 12. Gran cantidad de Granadas tipo Beluga quedan sembradas en el terreno. Este ataque aéreo es el primero que se lleva a cabo después del 4 de Mayo. Durante la noche, y a partir de las 23:00 horas, nuevamente helicópteros enemigos sobrevuelan la zona.

El 18 May, el Jefe de la BAM y el Jefe de la FT Mercedes efectúan un recorrido integral de la posición para establecer coordinación complementaria en el empleo de los medios de la FAA y del EA. Se conviene en utilizar bombas de aviación de 500 libras como interceptaciones. Se solicita al Cdo Agr Litoral, la provisión de minas antipersonales y detonadores.

Por turno, y en galpones previstos al efectos, la tropa ejecuta actividad de secado de ropa y recuperación física, sistema que se encuentra en funcionamiento desde el 5 de Mayo con satisfactorio resultados, aunque limitados por la situación táctica.

El 19 May llega la Sec Com, que aún no ha podido ser transportada desde Puerto Argentino. Esta fracción no dispone de los equipos correspondientes que, en oportunidad del traslado de la Unidad, han sido depositados en Comodoro Rivadavia, a la espera de su carga y transporte a Puerto Argentino. El Jefe de la Sec Com Teniente Primero Ernesto Kishimoto reorganiza el sistema existente hasta el momento. Se requisan equipos civiles para las comunicaciones inalámbricas, no sólo con el Comando Superior sino también entre el Jefe del RI 12 y los Jefes de Ca. Estos medios, en general, deben ser montados en los jeeps disponibles, pues son alimentados por batería. Los Jefes de Ca no disponen de comunicación radioeléctrica y alámbrica con los Jefes de secciones y éstos, tampoco con los Jefes de Grupo. También se instala una red alámbrica entre el Jefe RI 12 y los Jefes de Ca, empleando material de descarte obtenido de la población.

Ese día, a partir de las 2100 horas, helicópteros enemigos vuelven a sobrevolar la zona, retirándose cuando se abre fuego sobre ellos.

El 20 May, el estado sanitario de la tropa tienden a desmejorar. Cuadros y soldados experimentan los efectos de la rigurosidad del clima (sobre todo, la permanente humedad, y el frío intenso, especialmente de noche) y de la alimentación insuficiente. Se extreman las medidas para dar preferente atención al personal más afectado, organizando su recuperación con los limitados medios disponibles. Algunos oficiales y suboficiales con problemas de salud se niegan a dejar las posiciones. Doce soldados permanecen internados en una enfermería improvisada; nueve de ellos lo son por desnutrición.

El 21 de mayo a las 09:00 horas arriba un Grupo de la Sec Mor Pes 120 mm (1 Pza) a cargo de un oficial. Entre las 09:00 y las 11:00 horas se recibe un intenso fuego naval sobre todo el dispositivo de la FT desde el noroeste. Un helicóptero regla el fuego enemigo, el que es preciso y se concentra preferentemente sobre las posiciones de armas pesadas y de defensa aérea. No se producen bajas, pero queda inutilizado un cañón 20 mm de la FAA. Entre las 1100 y las 1200 hs, y en dos oportunidades, aviones enemigos amagan atacar la posición. Durante el 22 de Mayo a las 09:30 horas, se concentran dos ataques aéreos sobre la pista. Es observado un avión enemigo, el que se desplaza aparentemente averiado y se pierde de vista en el mar.

El 24 de mayo, transportados desde el guardacosta Iguazú, llegan en helicóptero 30 hombres, quienes han sido atacados por Harrier y helicópteros, a 17 Km de Goose Goose. Se envían patrullas a la zona para rescatar las dos Piezas 105 mm y munición que allí se transportaba. Durante la noche, el enemigo lanza proyectiles de iluminación sobre la posición y ejecuta fuego naval.

Durante la mañana del 26 de Mayo se producen cuatro alarmas aéreas. Entre las 04:20 y las 12:30 hs se recibe, sobre la posición, intenso fuego naval. La Ca A que ha recibido orden de desplazarse para ocupar las nuevas posiciones de primera línea en el acceso al istmo, es inmovilizada en el terreno.

A las 0830 horas se recibe la orden de operaciones Ataque de desarticulación del Cte Agr Litoral. La misma impone:

a. Ratificar lo establecido en la orden de defensa.

b. Ejecutar con 1 Ca de Infantería un ataque durante la noche del 26/27 de Mayo contra efectivos enemigos que pueden estar concentrándose al sur y suroeste del Cerro Alberdi. Completará esta acción con elementos de exploración a Sussex.

c. De acuerdo con los resultados obtenidos en b. lanzará otro ataque similar en la noche del 27/28 de Mayo, completando con elementos de exploración.

d. Las operaciones deben ejecutarse de noche. Otros elementos deben continuar en la preparación de la posición.

Entre las 1230 y las 1300 hs se producen cuatro ataques aéreos a las posiciones desde dos direcciones de aproximación: O-E y N-S. Es derribado un avión enemigo.

Durante la tarde se ejecutan los reconocimientos de la nueva posición y se comienzan a desplazar a brazo, las piezas de Artillería, para cumplir las misiones de fuego asignadas, dado que los vehículos Land Rover requisados, no tienen capacidad para la tracción de los cañones. Finalmente, se llevan acabo los
cálculos y durante la noche se ejecutan los fuegos sobre las alturas al Norte y Noreste, consumiéndose el 30 % de los proyectiles de Artillería disponible.

La Compañía A ejecuta la operación desplazándose al Norte del Istmo, precedida por patrullas de la Sección Exploración. El desplazamiento se efectúa en formación de cuña con la primera Sección desplegada, alcanzándose con extrema dificultad las proximidades de Camilla Creek, sin tomar contacto con el enemigo. Desde la línea alcanzada, el Jefe de Ca informa las novedades y se le ordena regresar.
El personal se encuentra agotado.

El resto de la unidad ha trabajado intensamente construyendo las nuevas posiciones y desplazando medios y abastecimientos

A las 2300 hs, una patrulla ubicada 20 Kms al sudeste de la posición informa que un barco de gran tamaño navega por la bahía en dirección a Darwin. Se desplaza una de las piezas de Artillería disponible y se abre fuego a la más larga distancia en dirección al presunto navío enemigo. Se ordena al Jefe Sector Sur adelantar patrullas a la playa para alertar sobre el posible desembarco.

A las 04:00 hs se recibe la orden del Comando Agrupamiento Litoral de adelantar efectivos de una Sección disminuida hacia Saladero (18 Kms al noroeste de Goose Green) para comprobar la presencia probable del navío inglés Uganda, a fin de concretar las acciones que el citado navío cumpliría en ese lugar.

Se lanza una patrulla a cargo del Sargento Primero Berdugo, con la cuál se pierde posteriormente, todo contacto. Dicha patrulla transportada en helicóptero de la Fuerza Aérea Argentina no pudo ser luego recuperada, por no disponerse de este medio. Más adelante, se puede saber que este personal, luego de eludir la acción inglesa repetidamente, ha caído en poder del enemigo el 7 de Junio, después de un breve combate.

Desarrollo de las operaciones

Situación general al 27 de Mayo

La Sección Exploración, avanzada de combate y Compañía A, al igual que 1 Sección de Ca Cdo emplazada al Oeste de Darwin, no han logrado aún construir sus posiciones y transportar sus efectos logísticos. Particularmente la Compañía A y la Sección Exploración están agotadas, como consecuencia de la operación ejecutada la noche 26/27 de Mayo y por las privaciones, esfuerzos y tensiones de los días anteriores.

En las alturas, al nor-noreste y este de Boca House se ha emplazado la Sec/RI 8 (a cargo del Subteniente Aliaga) y efectivos equivalentes a 2 Secciones disminuidas de personal de servicios. Para equipar a estos últimos con FAL, ha sido necesario retirar estas armas al personal del Grupo de Artillería Aerotransportada 4 y Sección del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601, entregándoles las pistolas 11,25 mm.

Al Norte de Salinas Beach se emplea 1 Sección / Fuerza Aérea Argentina la que opera en forma independiente, a órdenes directas del Jefe de la BAM (202 hombres).

Los efectivos de la Fuerza de Tareas Mercedes, excepto en el sector central del dispositivo entre Goose Greeen y la pista de aterrizaje (sector en el que operan independientemente fracciones de la Fuerza Aérea Argentina) están aislados entre sí. Esto obliga al Jefe de Regimiento a emplear personal de los servicios con menor pie de instrucción comparativas, en posiciones de 1ra linea. Las comunicaciones entre el Jefe de Fuerzas de Tareas y los Jefes de Compañía, y entre esto y los niveles dependientes, son totalmente insuficientes por no haberse recibido el material de comunicaciones de la Unidad.

Con respecto a la situación de efectivos y medios de la Fuerza de Tareas Mercedes, merece destacarse que la mayor parte del material pesado que han sido embarcados en el buque Córdoba, no fueron recibidos. La unidad dispone como armas de apoyo de dotación: 2 Morteros 81 mm con 126 proyectiles Capacidad Normal y Gran Capacidad cada uno.1 Mortero 120 mm (empleado con limitaciones porque la placa base estaba fijada y soldada al tu cañón). Otras dos armas similares que han quedado en el continente, arriba a Puerto Argentino el 27 de mayo en horas de la noche. Desde allí son derivadas a Darwin en la tarde del 28 de mayo, cuando ya el combate está prácticamente definido, por lo que no participan en el mismo. 1 Cañón S/R de 105 mm sin aparato de puntería. 10 ametralladoras MAG. 1 ametralladora 12,7 mm montada sobre un jeep requisado.

La Compañía B segregada y emplazada en la zona de Monte Kent a órdenes del Comandante Conjunto Malvinas llega a la zona de combate, menos 1 sección que permanece en Puerto Argentino, al oscurecer del 28 May 82, y que es aerodesembarcada 4 Kms al Sur de Goose Green, cuando la situación es crítica. La Compañía C, constituida sobre la base la base de personal de cuadros redistribuidos y soldados movilizados, está organizada en 2 Secciones de Tiradores a 4 Grupos cada una. Su única arma de apoyo es una ametralladora MAG. Del total de 22 Suboficiales de la Compañía, 16 son cabos en comisión provenientes de la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral. La Compañía Ser posee sólo parte de su personal, dado que la masa de los efectivos de las Secciones Int y Ars ha permanecido en Puerto Deseado (carga y descarga del buque Córdoba) y en Comodoro Rivadavia (embarque transporte aéreo de material y abastecimiento) y a la fecha no ha arribado al TO.

Para la constitución del Ec Güemes (que opera en San Carlos) se han empleados: Jefe Campañía, Grupo Comando Compañía y la 1/C/RI 25. Sección Apoyo / RI 12, constituida sobre la base de 2 Morteros 81 mm (de los 4 disponibles en la Unidad) y 2 Cañones S/R de 105 mm (de los 3 disponibles). Quedan por lo tanto, disponibles para el combate, 1 Cañón S/R 105 mm, sin aparato de puntería y 2 Morteros 81 mm. La Batería A/GA Aerot 4 está constituida por 3 piezas de obuses Calibres, 1/3 han sido consumidos en la ejecución de misiones de fuego entre el 26 y 27 de Mayo. Un cañón adicional, que fue rescatado luego del ataque al GC Iguazú, no puede ser reparado y no se emplea.

La 3/B GADA 601 cuenta con 2 piezas de AA Cal 35 mm, integrada dentro del sistema de DA establecido por el J BAM Cóndor. Los efectivos de Fuerza Aérea Argentina pertenecientes a la BAM son empleados en la DA de la pista, en la seguridad de las instalaciones y medios allí emplazados, y en la conformación de una posición de nivel Sección al NO de la pista de aterrizaje. No llega a concretarse la unidad de comando a cargo del Jefe Fuerza de Tarea para la conducción de las operaciones terrestres de defensa de la posición.

El Puesto Comando de la BAM dispone, para su defensa inmediata, de 4 ametralladoras Cal 7,62 mm desmontadas de avión Pucará, 1 ametralladora 12,7 mm desmontada del Montsunen y una cohetera recuperada de un Pucará, montada sobre tractor con un ingenio eléctrico para su disparo. Esta última arma es empleada en apoyo del combate terrestre, demostrando ser muy efectiva. También las fracciones de FAA cuentan con 2 morteros Calibre 81 mm que son requeridos por el Jefe Fuerza de Trabajo para su inclusión en el plan de fuego de la defensa, aspecto que no es autorizado por el Jefe BAM, pues están previstos para sus propias necesidades

Los Jefes de Compañía del RI 12 designados para comandar estas fracciones no son los orgánicos, ya que fueron reemplazados en la Unidad para completar su cuadro de organización y que son más antiguos que los Jefes de Compañías orgánicas. Estos últimos permanecen en la fracción respectiva como Oficiales Ejecutivos.

La situación logística de la Fuerzas de Tarea Mercedes es la siguiente:

Racionamiento: Desde el 15 de Mayo se ha reducido la comida a 1 ración por día, en virtud de la escasez de víveres. Los procesos de distribución son complicados por la falta de medios de transporte, elementos térmicos de acarreo y Grandes distancias a cubrir. Al comienzo del ataque terrestre inglés se dispone de autonomía para 3 a 5 días. Si bien el 25 y 26 de Mayo se concreta un lanzamiento aéreo de víveres para incrementar esta autonomía, parte del cargamento se pierde y otra parte es reservada por la fracción de la FAA para sus propias necesidades, quedando en poder de la Fuerza de Tarea Mercedes sólo una reducida cantidad de dichos abastecimientos. El personal, en general, ha perdido peso en forma significativa, como consecuencia de las restricciones impuestas desde el 1 de Mayo y las limitaciones sufridas con anterioridad, a partir del momento en que la Unidad dejó su guarnición de paz. Esta situación, unida a los esfuerzos pasados, ha repercutido en el estado moral.

Equipos y materiales: No se dispone de repuestos ni material y equipos para reemplazo. Merece destacarse, en este sentido, la falta de material para limpieza de armamento que incidió en forma muy negativa, (especialmente teniendo en cuenta la característica del clima), en el rendimiento de las armas.

Munición: La dotación para armas portátiles es de 3/5 días de combate. Muy reducida la cantidad de proyectiles disponibles para morteros 81 mm y 120 mm. Satisfactoria la dotación para los cañones de 105 mm (3/5 días de combate). La guarnición de FAA dispone de sus propios depósitos.

Iniciación del ataque

Con las primeras luces del 27 de Mayo, la Sección Exploración se despliega 3 Km al Norte del límite anterior al campo principal de combate (LACPC). Entre ésta y la Compañía A son adelantadas avanzadas de combate de la Ca para cubrir la zona de Low Pass y Burntside House con efectivos totales equivalentes a 1 Sección (1/A/RI 12).

A media mañana se escucha ruido de combate desde el sector mencionado. El Jefe de Sección Exploración informa que sus fracciones no han entrado en contacto con el enemigo. Aprecia que existe actividad de combate en dirección a San Carlos.

A las 1240 hs, se escucha ruido intenso de combate desde la zona ocupada por la Sección Exploración. No resulta posible establecer contacto con el Jefe de Sección. Se estima que la misma es atacada por efectivos enemigos. Por su parte, el Jefe de la Compañía A informa que percibe el ruido de combate pero que no tiene mayor información sobre la situación ni tampoco contacto radial con la fracción adelantada. En ese momento se produce un ataque aéreo en el sector de la Compañía A.

A las 1240 hs, la sección Exploración se encuentra desplegada por patrullas en un frente de aproximadamente 1 Km al Sur de Camilla Creek. A esa hora el Jefe de Sección con una patrulla de cinco hombres, es atacado por efectivos enemigos apreciados en 1 Sección de Infantería reforzada, iniciando el combate por el fuego. Se comprueba que varios helicópteros enemigos flanquean su posición y desembarcan personal en su retaguardia. Ha perdido comunicación con propia tropa, por lo que le resulta imposible requerir apoyo de fuego. A las 1400 hs, totalmente cercado y con tres de sus hombres heridos seriamente, cae prisionero.

La Compañía A abre fuego con sus armas pesadas sobre zonas previstas en las principales avenidas de aproximación del enemigo. El cañón 105 mm hace lo propio en la profundidad de la zona ocupada por la Sección Exploración, en dirección a Puerto Sussex.

Durante el resto de la tarde se ejecutan cuatro intensos ataques aéreos, en particular sobre las posiciones de la Compañía A y Batería de Artillería A/GA Aerot 4. La Subun no ha logrado contacto con el enemigo ni con fracciones de la Sección Exploración. A las 2250 hs se inicia un intenso cañoneo naval desde el Noroeste y de Artillería de Campaña sobre la Compañía A. Casi simultáneamente se reanuda el combate con intensidad en la zona en que se encuentra desplegada la Sección Exploración, sin que se pueda tener información sobre la situación de la misma. El sector es iluminado intensamente por bengalas. Por momentos, el fuego sobre la Compañía adquiere, dada su intensidad, características de fuego de preparación.

A las 0230 hs, el enemigo lanza su infantería sobre las posiciones de la Compañía A. Se repliegan las avanzadas de combate, fuertemente presionadas. Aparentemente, la Sección Exploración ha sido rodeada y sobrepasada, aunque todavía se escucha ruido de combate en el Norte de la 1ra línea. La posición de la Compañía es batida en forma masiva con fuegos de Artillería, Morteros y armas automáticas. Los fuegos navales comienzan a hacerse más intensos sobre la profundidad de la posición. El Jefe de Compañía aprecia que el centro de gravedad del ataque enemigo proviene desde el Norte (dirección Sussex-Camilla Creek). También existe otra acción menor desde el Oeste. Se combate duramente en el sector. Las piezas de artillería, morteros 81 mm disponibles y el mortero 120 mm ejecutan fuego sobre la retaguardia del ataque enemigo pero carecen de aparatos de puntería nocturnos, por lo cuál el mismo no es eficaz. Asimismo, la falta de medios de comunicación impide transmitir pedidos de fuego, por lo que esta ultima ejecuta los mismo según la apreciación del Jefe de Sección, quien solo posee información confusa sobre la situación de la Compañía A.

Se reciben efectivos de la Sección Exploración y las avanzadas de combate se repliegan combatiendo. Este repliegue de las avanzadas de combate y fracciones de la Sección Exploración, bajo presión del enemigo, se realiza por sectores previstos para ellos. Como consecuencias se producen situaciones de graves confusiones con las tropas de 1ra línea. Muchos soldados son arrastrados por el retroceso de aquellas fracciones y abandonan sus posiciones. El jefe de Compañía, los oficiales y varios suboficiales deben actuar con máxima energía para restablecer el orden y evitar que cundo el pánico y se descalabre la posición.

La situación es incierta, dada la intensidad de los fuegos y la falta de medios de comunicaciones para seguir el desarrollo de las operaciones de las fracciones menores.

Continuación del ataque

El 28 de mayo a las 03:00 horas, el Jefe de la Compañía A comprueba que el sector Oeste de su dispositivo a cedido, por lo que, personalmente y con su Jefe de Grupo Comando y un Grupo contraataca en el sector; se combate a distancias próximas, empleándose, inclusive Granadas de mano. Se logra restablecer la situación y reconstituir el frente. El fuego enemigo de todas las armas adquiere Gran magnitud. Las fuerzas propias han experimentado muchas bajas. A partir de las 0330 hs se produce una importante penetración en el ala izquierda de la Compañía A, por lo que su jefe decide ordenar la ejecución del repliegue hacia la primera línea de retardo (antiguas posiciones de la Compañía). La subunidad se repliega combatiendo a las distancias próximas, y ocupa la nueva posición presionada por el enemigo. El Jefe de Compañía, prácticamente, ha perdido el contacto.

La Sección Apoyo (1 Mortero 120 mm, 1 Cañón S/R y 2 Morteros 81 mm), agotada la munición, se ha replegado, prácticamente sobrepasada por la Compañía A combatiendo a corta distancia con la infantería enemiga debe abandonar las armas pesadas por no tener medios para transportarlas.

A la 06:00 hs, pese a la posición de la defensa, el enemigo, haciendo empleo contra las posiciones de proyectiles antitanques, (misiles Milán prácticamente sin limitación y Gran volumen de fuego que satura el sector), va aislado y reduciendo sistemáticamente las posiciones de defensa. El Jefe de Regimiento ordena el alistamiento de la Sección Reserva a cargo del Teniente Estévez que ocupa una posición de defensa, en Escuela (Norte de Goose Green), imponiéndole la misión de ejecutar un contraataque en dirección noroeste para aliviar la presión del enemigo sobre la Compañía A y recomponer la 1ra línea. El Jefe de Sección, orienta a su personal y se lanza al ataque a la cabeza de la fracción. Combatiendo contra efectivos muy superiores que baten el sector de la Sección desde el frente y los flancos, no sólo alcanza la primera línea bloqueando la penetración enemiga en la zona al Norte del Monte Boca House, sino que, pese a estar gravemente herido, comienza a reglar el fuego de la propia Artillería.

De esta forma logra batir con eficacia a las fuerzas enemigas, detener su avance y ocasionarles fuertes bajas. En el cumplimiento de esta misión el Jefe de Sección es herido de muerte. Antes de morir, ordena al Cabo Mario Castro, que no abandonen el equipo de comunicaciones y continúe dirigiendo el fuego de la Artillería. Este Suboficial, pese a que la posición ha sido detectada y saturada por fuego enemigo, cumple sin dudar la orden hasta que es puesto fuera de combate por varios proyectiles trazantes enemigos que incendian su cuerpo. El soldado Fabricio Carrascul asume la misión del suboficial muerto, hasta que ofrenda su vida en forma similar. No obstante, esta acción ha logrado detener y desorganizar el ataque enemigo. El resto de la Sección mantiene su posición y se apresta a defenderla contra el asalto de la infantería inglesa, cuando imprevistamente el enemigo interrumpe su ataque y comienza a replegarse.

A las 0830 hs, el Jefe de la Compañía A, que sólo cuenta con menos del 50 % de su efectivo original, recompone su posición. Ha experimentado muchas bajas y parte de su personal está extraviado, disperso o ha abandonado el combate refugiándose en la población. El enemigo ha disminuido sensiblemente su presión en el frente. Se dirige el fuego de los propios cañones que baten eficazmente la aproximación enemiga.

El Subteniente Colombo, Jefe del Grupo Mortero 81 mm, durante su repliegue encuentra, en una posición que había sido ocupada por efectivos de la Fuerza Aérea Argentina próxima a la pista de aterrizaje, 2 Morteros 81 mm y Gran cantidad de munición. Inmediatamente y con su personal coloca las armas en posición de tiro y comienza a ejecutar fuego al Norte de las posiciones de la Compañía A . En esta actividad continúa hasta las 1500 hs (oportunidad en la cual cesa su actividad al haber agotado la munición), pese a que su posición es batida certeramente por la artillería enemiga durante ese día.

Durante estas operaciones, los médicos de Ejército y la Fuerza Aérea Argentina recorren los sectores, aún las más expuestas, administrando las primeras curas a los heridos y determinando su evacuación hacia el Puesto Socorro en Goose Green. En esta acción, realizada por camilleros y enfermeros, se destaca el Dragoneante Claudio García del Regimiento de Infantería 8, quien con un Jeep Land Rover, logra transportar decenas de heridos, desplazándose aun hacia sectores donde la situación es confusa, y atravesando varias veces zonas batidas por concentraciones de fuego de artillería y Morteros.

A las 0745 hs, se conoce que la Fuerza Aérea Argentina ejecutará un ataque sobre los efectivos enemigos a partir de las 0900 hs, para lo cuál se requiere marcar la 1ra línea con sábanas blancas.

También merece destacarse la valiente actitud del Teniente de Intendencia D Carlos Colugnatti quien organiza el abastecimiento durante el combate, llega a 1ra línea con munición, víveres y mate caliente, bajo el fuego enemigo, y evacua heridos mientras regresa desde las líneas de combate.

El Sargento 1ro Juan Carlos Coelho, Jefe de Grupo Comando Compañía, se ofrece como voluntario para ejecutar la tarea. Bajo el fuego enemigo inicia el cumplimiento de la misión. Si bien es herido por el fuego de ametralladora continua sus tareas hasta que es alcanzado nuevamente y herido de gravedad, no sin antes haber completado su tarea.

Es encomiable también la acción cumplida por la Artillería que se esfuerza para mantener el régimen de fuego y satisfacer los insistente pedidos de apoyo. Los efectos de sus fuegos a partir del amanecer, orientados por observadores de la Compañía A, son más efectivos sobre las posiciones enemigas.

Un ataque aéreo de aviones Aeromacchi de la ARA sobre dos fragatas enemigas que cañonean la posición desde el estrecho de San Carlos, obliga a dichos navíos a retirarse hacia el Norte. A su vez, aviones Pucaná de la Fuerza Aérea Argentina atacan los efectivos de infantería enemiga con positivos resultados.

A las 0930 hs, el enemigo suspende el ataque y comienza a replegase hacia el Norte apoyado por intenso fuego de Artillería y Morteros. Hasta ese momento la Compañía A y la Sección de Estévez han sufrido numerosas bajas, consumiendo el 60% de su dotación de munición.

Evolución de la situación en el Sector Sur de la posición

El 27 de mayo a las 2200 horas, la Compañía C del Regimiento de Infantería 12, que defiende el sector Sur de la posición entre las bahía al Norte del Puente sobre Bodie Creek, ocupando el frente asignado con tres posiciones aisladas entre sí, no ha sido ataca aún por el enemigo. Fuego naval esporádico ha batido la posición sin producir novedades. Las avanzadas de combate adelantadas a la zona de Bdie Creek y hacia el camino secundario el Norte de Diddle Dee Ridge, no comprueban la presencia del enemigo. Hacia el Este, próximo a la zona de Scott Islands, se observan, durante la tarde del 27 de mayo, movimientos de helicópteros enemigos.

La posición de la Compañía es sobrevolada varias veces a Gran altura por aviones enemigos. El J RI 12 ordena preferente atención al sector oeste de la posición, ante la posibilidad de que el enemigo haya desembarcado efectivos importantes en la zona Yeguada Rincón-Saladero (hacia esa zona ha sido enviada la ya refirida patrulla a cargo del Sargento 1ro Berdugo, el 26 de Mayo, con la cual se ha perdido todo contacto).

El 28 de mayo a las 0800 horas, se ordena al Jefe de Compañía C replegar sus efectivos a la posición en alturas al Sur de Goose Green, previéndose segregar una sección para ser empleada por el Jefe de Fuerzas de Tareas en el sector Oeste. Esta operación se cumplimenta a las 0930 hs.

Refuerzo de la posición con una Sec/C/RI 25 (EC Güemes y otros efectivos de la Compañía Comando y Compañía Servicio del Regimiento de Infantería 12)

Los efectivos del EC Güemes que logran sustraerse a la acción enemiga en San Carlos (equivalentes a una Sección), a cargo del Teniente 1ro Esteban y que se encuentran reorganizándose en Puerto Argentino, reciben orden de alistarse en la noche del 27 de Mayo para su traslado por helicópteros a Goose Green, con las primeras luces del 28 de Mayo, al igual que personal de la Compañía Servicio y compañía Comando que hasta el momento ha permanecido en Puerto Argentino (12 Suboficiales y 50 Soldados) por no disponer de medios de transporte. El traslado se efectúa a partir de las 0730 hs, en helicópteros de Ejército. La fracción logra arribar a la zona aproximadamente a las 0900 hs, desembarcando al Noreste de Bodie Creek Bridge (aproximadamente 8 Km al Sudoeste de Goose Green). El movimiento aéreo se efectúa, prácticamente, a ras del piso, para eludir la detección del enemigo. Luego del desembarque, dos helicópteros a cargo del Capitán Jorge Rodolfo Swendsen y del Teniente Marcelo Florio descienden en Goose Green bajo el fuego enemigo para cargar heridos, los que son transportados a Puerto Argentino.

La fracción a cargo del Teniente 1ro Esteban es batida por fuego de Atillería enemiga, por lo que despliega y avanza hasta Goose Green, siguiendo el contorno de la playa. A las 1030 hs efectúa su presentación en la localidad al Jefe de Fuerza Tarea y se interioriza de la situación.

Situación al 28 de mayo (10:00 hs)

La situación logra estabilizarse. La pausa del combate producida a las 0930 hs ha permitido efectuar el reabastecimiento de munición y la evacuación de muertos y heridos. Se recibe esporádico fuego de Artillería. La Batería de Artillería A/GA 4 bate los sectores de concentración de fuerzas enemigas.

Se comprueba que, en su repliegue, las fuerzas enemigas han sembrado con minas algunas partes del terreno, con el objeto de perturbar el avance propio. Un ataque efectuado por los aviones Pucará sorprende sus fracciones en retroceso. Posteriormente, un piloto informa haber destruido dos helicópteros enemigos que aparentemente transportaban personal.

La 1ra línea en el Norte se mantiene entre alturas al Noreste de Boca House (Sección del Regimiento de Infantería 8 a cargo del Subteniente Aliaga) y alturas al sur de Darwin (monte Darwin) a cargo de efectivos de la Compañía A, equivalentes a 1 Sección reforzada, y fracciones de la Compañía Comando y Servicio organizadas como infantería, y equivalentes a 1 Sección disminuida.

En el Sur, la Compañía C/RI 12 disminuida se ha replegado hacia posiciones al Sudeste de Goose Green.

El Jefe de Fuerzas Terrestres mantiene como reserva 2 secciones de la C (Sección EC Güemes y Sec Gómez Centurón), en posiciones de recibimiento al Norte y Noroeste de la localidad.

La situación en la población es sumamente confusa pues durante la noche numeroso personal de soldados se ha refugiado en la zona edificada ocupando, inclusive sin autorización, viviendas de los Kelpers. Se encuentran fuera de sus mandos naturales, agotados física y psíquicamente, y se niegan a prepararse para continuar cumpliendo misiones de combate.

Contraataque de la 2C/RI 25

A las 1030 hs, el Jefe de Fuerza de Tarea decide lanzar un contraataque por el este de la posición para bloquear una penetración de efectivos enemigos que se ha desplazado por el Este de Monte Darwin, con la aparente intención de atacar la posición por retaguardia. Para ello, imparte la orden al Jefe de Compañía C/RI 25 quien organiza su fracción para ejecutar la operación. El dispositivo de avance se concreta con la Sección a cargo del Subteniente Gómez Centurión. La Sección mencionada avanza entre el camino que desde Goose Green se proyecta hacia el Norte, con su flanco derecho apoyado en el mar y otra Sección cubriendo su flanco izquierdo.

A las 1100 hs, la Sección de Gómez Centurión inicia su avance desplegada, formando sus grupos en cuña. Batida por esporádico fuego de Artillería enemiga, alcanza alturas 2 Km al Norte de Goose Green, sin novedad. Desde allí adelanta patrullas en dirección a Darwin. Al poco tiempo, estos efectivos divisan el avance de una fracción enemiga apreciada en 2 Secciones, aproximadamente 1 Km del lugar alcanzado por la Sección. Estos efectivos avanzan en columna sobre el camino, apercibidos de la probable existencia de un campo minado, más al Sur de su línea de avance.

El Jefe de Sección ordena al 3er Gpo avanzar para ocupar posiciones sobre el lado derecho del camino. El resto de la Sección reestructura su posición para colocarse en forma oblicua al mismo. Al ubicarse el enemigo en la distancia de alcance eficaz de los fusileros, se ordena al 3er Grupo abrir fuego sobre la columna, intentando inducir a los efectivos enemigos a desplegar sobre el campo minado. Al recibir fuego, parte de los efectivos enemigos (aproximadamente 1/2 Secciones), avanza a la carrera sin abandonar los sectores inmediatos del camino. El resto se coloca cuerpo a tierra, ordenadamente, y comienza a abrir fuego poco efectivo sobre el 3er Grupo. La fracción en avance cae bajo los fuegos en desenfilada del 1ro y 2do Grupo y sufre bajas. Continúa el combate por el fuego, sumamente impreciso por parte de los ingleses. Pese a su situación comprometida, no despliegan en la zona del campo minado.

Dos ametralladoras enemigas abren fuego desde alturas al Oeste de Carcass Bay. Esta situación se prolonga por aproximadamente 30 min. Repentinamente, los ingleses detienen su fuego, y desde el centro de su dispositivo se observa que un grupo de 4 ó 5 hombres comienzan a agitar sus fusiles y sus cascos. El Jefe de Sección ordena suspender el fuego. Una vez comprobado el alto el fuego, el grupo se adelanta hasta la altura de sus primeros efectivos, y desde allí, un solo hombre continúa su marcha en dirección a las posiciones argentinas. El Subteniente Gómez Centurión, a su vez, se adelanta hasta cubrir la mitad del terreno que separa las dos fracciones (aproximadamente 200 m) y allí lo espera.

El combatiente inglés le pregunta al citado oficial si entiende inglés. Una vez que recibe respuesta afirmativa, expresa que es el Teniente Coronel Jones de los paracaidistas y requiere que la fracción argentina se rinda y entregue su armamento. Si eso ocurre, asegura la vida de la fracción. El Jefe de Sección, sorprendido, pues ha supuesto que son los ingleses quienes desean rendirse, dado lo comprometido de su situación, responde airadamente y le exige su inmediato retiro, pues en dos minutos su fracción reiniciará el fuego. Acto seguido, se dirige a la carrera a su posición. En su desplazamiento, comienza a recibir intenso fuego desde el Sudeste, sector que originalmente no había sido ocupado por el enemigo (aparentemente sus efectivos han aprovechado el alto el fuego para desplazarse hacia allí por el sector de la playa).

Al darse vuelta y observar hacia la dirección desde la que proviene el fuego, comprueba que el Teniente Coronel Jones está en posición de abrir fuego, por lo que inicia fuego automático con su FAL, observando que el jefe inglés cae herido. Inmediatamente comienza un violento combate. Varias ametralladoras enemigas baten ahora eficazmente la posición y producen numerosas bajas.

El Encargado de Sección Sargento Sergio ismael García, con los soldados Austin y Allende, son destacados para aproximarse por retaguardia a las ametralladoras e intentar silenciarlas con Granadas de mano y fuego automático de sus FAL. Sin dudarlo, se lanzan a la acción. A poco de alcanzar la posición de las armas enemigas son descubiertos y batidos certeramente con fuego de ametralladoras, ofrendando sus vidas en la acción. Ante la magnitud de la acción enemiga y la llegada de nuevos efectivos, el Jefe de Sección ordena el repliegue ejecutando el movimiento con e 1er y 2do Grupo y manteniendo al 3ro como retaguardia. El Jefe Sección a cargo de ese grupo, posibilita la acción del resto de la Sección, transportando, inclusive, a los heridos. En el repliegue de la retaguardia cae herido el Cabo Fernández. Ante la imposibilidad de transportarlo dado lo serio de su herida, se lo arrastra fuera de la zona de fuego y se lo deja relativamente a cubierto. El mismo Subteniente Gómez Centurión transporta un soldado herido, por lo que queda retrasado. Pese a su orden expresa, los soldados del grupo se mantienen en sus posiciones sin aceptar continuar el repliegue, concentrando sobre ellos el fuego enemigo y respondiéndolo con decisión hasta tanto su Jefe de Sección los alcanza. Finalmente, la sección alcanza las propias líneas en los lindes de Goose Green.

Posteriormente, se ejecuta sobre los efectivos enemigos intenso fuego de Artillería y Morteros 81 mm (Subteniente Colombo), loGrando su repliegue hacia la zona de Carcass Bay.

Como saldo del encuentro, la sección ha tenido 7 muertos (3 Suboficiales y 4 Soldados), y más de 13 heridos, es decir, más del 50% de sus efectivos. A su vez ha ocasionado bajas a las Fuerzas Inglesas.

En las primeras horas de la noche de la noche, el Subteniente Gómez Centurión, junto con dos soldados voluntarios, se infiltra en las líneas inglesas y rescata al Cabo Fernández quien, por efectos de la pérdida de sangre, está inconsciente. Finalmente, logra transportarlo hasta el Puesto Socorro para su atención y así salva su vida.

Ataque final

A las 1230 hs , precedido por un intenso fuego de Artillería de Campaña y Morteros, el enemigo reincia su ataque con efectivos muy importantes, concretando su acción sobre las posiciones defendidas por la Sec/RI 8 empleada en la zona de Cerro Boca y que, hasta el momento, ha logrado detener éxitosamente y rechazar varios ataques ingleses. También sobre Cerro Darwin, posición ocupada por parte de la Compañía A y efectivos de la Compañía Servicio, el enemigo lanza importantes efectivos estimados en más de 2 Compañías. Por el centro del istmo se desplazan también efectivos menores.

También sobre Co Darwin, posición ocupada por parte de la Compañía A y efectivos de la Compañía Servicio, el enemigo lanza importantes efectivos estimados en más de 2 Compañías. Por el centro del istmo se desplazan también efectivos menores.

En el Co Boca, el enemigo ejecuta un ataque de aferramiento frontal. Pese a sufrir bajas, logra posibilitar que otras fuerzas rodeen la posición por el Oeste. No obstante la oposición por el Oeste. No obstante la oposición por el Oeste. No obstante la posición de los defensores, esta acción flanqueante progresa sustancialmente y los efectivos ingleses se aproximan a menos de 100 m de las posiciones, sometiéndolas a intenso fuego de morteros de 60mm, ametralladoras, proyectiles antitanques y misiles hiloguiados Milán, con una profusión de medios poco habituales para las fuerzas argentinas. También su artillería satura la posición con fuego precisamente dirigido, logrado algunos impactos directos.

El Jefe de Sección/RI 8 resulta herido de consideración. Varias posiciones han sido prácticamente demolidas. Después de una hora de intenso combate, la posición es totalmente cercada y penetrada por los primeros efectivos ingleses. Ya sin posibilidades de romper el cerco, con su munición prácticamente agotada, se ordena cesar el combate. Poco después, en la continuación del avance, caen las posiciones ocupadas por el personal de compañía Servicio.

En Cerro Darwin, el enemigo ejecuta su ataque en forma similar, buscando aferrar el frente de la posición y envolver la misma desde el Este, entre la altura y el mar, al mismo tiempo que satura el sector, con fuego de artillería y morteros. Los fuegos de la propia Artillería baten fracciones enemigas. Los efectivos ingleses se lanzan al asalto sobre el flanco Este de la posición y se combate a las distancias próximas con profundo empleo de Granadas de mano. El primer ataque es rechazado. Al renovarse el mismo, previo empleo de fuego de saturación de morteros de 60 mm, proyectiles antitanques y misiles Milán, la posición comienza a ceder. En estos combates se destaca, por su valor y ejemplo personal, el Subteniente Ernesto Pelufo, quien a cargo de personal de los servicios (cocineros, abastecedores, etc) se multiplica, dirigiendo la acción de sus subordinados. Reiteradamente agota su munición y se reabastece con la del personal caído.

Su ejemplo impulsa a su personal, especialmente al Cabo Coc Genaro Bordon. Ambos rechazan una y otra vez los ataques ingleses en su sector. Finalmente, el Subteniente Pelufo es herido de consideración en la cabeza, y aun así, ordena el repliegue de sus hombres manifestando su decisión de permanecer en el lugar para protegerlo, temperamento que no es aceptado por su personal, quien luego de Grandes esfuerzos logra evacuarlo hacia propias líneas.

El Jefe de Compañía A, ante la posibilidad de que las fuerzas en el sector sean cercadas, ordena el repliegue a la segunda línea de resistencia en los accesos de Goose Green. Un ataque de dos aviones Aeromacchi de la ARA logra detener momentáneamente el avance enemigo y facilita el repliegue. Una de las máquinas es derribada. Fracciones argentinas combatiendo en retroceso son sobrepasadas por fracciones enemigas.

A las 1730 hs, la situación es muy confusa. El Jefe de Fuerza de Tarea tiene el siguiente cuadro de la situación: Poco se conoce sobre la situación de la Compañía A (-) y el éxito de su repliegue. Se ha perdido contacto con ella. Los efectivos de la Fuerza Aérea Argentina se han replegado a la población. La Compañía C/RI 12 se ha replegado hasta el linde Sur de la localidad y combate con efectivos enemigos que la atacan por su flanco Oeste y desde el Sur (al parecer el enemigo ha logrado transportar efectivos con helicópteros hacia el Sur). Constantemente llegan a la población efectivos replegados dispersos, algunos heridos, otros exhaustos. Se combate en el sector de la Escuela al Norte de Goose Green, en forma intensa. Posee a su disposición inmediata, efectivos equivalentes a 2 Secciones de la C/RI 25, con los que ha organizado, para la defensa, el perímetro de la localidad.

Las dos Piezas de defensa aérea, que ejecutan tiro terrestre, han quedado fuera de combate. A las 1745 hs se producen dos intensos ataques aéreos enemigos sobre la Batería de Artillería, el Puesto Comando del Jefe de la Fuerza de Tarea y las posiciones de la artillería de defensa aérea.

En el sector de la Escuela, al Norte de Goose Green, posición ocupada por efectivos de la Sección Estévez en repliegue, el enemigo lanza efectivos de 1 Compañía, precedido, como es habitual, por intenso fuego. Pese a sufrir bajas logra presionar y cercar a los efectivos, generándose intensos combates. Luego de una hora y totalmente cercada, la posición cae en poder del enemigo.

Efectivos enemigos apreciados en 1 Compañía reforzada han logrado infiltrarse por el Noroeste de la pista de aterrizaje flanqueando a la Compañía C disminuida y atacándola desde el Oeste y Sur. Ya entrada la noche, la Compañía C (-), al ser presionada también desde el sector de la pista por los efectivos enemigos que han rechazado a las fracciones de la Fuerza Aérea Argentina, comienza a replegarse sobre los lindes de la población. Existe Gran confusión. Elementos de la Subunidad son totalmente cercados y pierden contacto con el resto de sus fuerzas.

En las posiciones que cubren el linde de la localidad se reciben intenso fuego de Artillería, morteros y ametralladoras que saturan el sector y fuegos esporádicos de artillería naval, al parecer reglando su fuego.

A las 1830 hs se tiene conocimiento de que efectivos propios, cuya magnitud se ignoraba, han sido desembarcados al sur de la localidad. Llega a saberse, a través de las comunicaciones realizada con el Comandante Agrupación Litoral, que serán enviado refuerzos durante la tarde, aunque se desconoce su magnitud y hora de arribo. El enemigo concentra sus fuegos de Artillería y Morteros en el sector, aproximadamente 5 Kms al sudoeste.

Refuerzo de la posición con la Compañía B (-)/RI 12 (EC Solari)

El EC Solari (Compañía B/RI 12) ha sido segregado de la Unidad para cumplir misiones de reserva helitransportada a órdenes directas del Jefe de Agrupación Litoral. Desde su emplazamiento original en Monte Challenger con el RI 12, fue ubicado, luego de la partida de la Unidad hacia Darwin, en la falta Norte y Noroeste de Monte Kent. Un oficial, 2 suboficiales y 18 soldados deben permanecer en Monte Challenger para vigilancia del sector y seguridad de un depósito de combustible para helicópteros. También son empleados en el sector los helicópteros del Batallón de Aviación de Combate 601 a disposición del Comandante Conjunto Malvinas.

El 27 de Mayo, el Jefe EC recibe la orden de reestructurar su dispositivo para ocupar el Noreste y Oeste de Monte Kent. En plena ejecución de esta orden, se toma conocimiento de los combates que se libran en Darwin-Goose Green. El 28 de mayo a las 1000 hs, el Comandante de la Agrupación Litoral le imparte la orden para su traslado a Goose Green con el objeto de reforzar la posición del RI 12. A tal fin, serán asignados un helicóptero Chinook, un Puma y seis UH 1H.

La situación del EC es, en ese momento, la siguiente:

Personal: 1 Oficial, 2 suboficiales y 18 soldados en Monte Challenger, 20 soldados enfermos por distintas causas, no aptas para operaciones por el momento.

Material y armamento: No se dispone de medios de comunicaciones para los enlaces internos de la subunidad por la falta de pilas. La comunicación con el Comando Superior se realiza con una batería casi agotada, por lo cual se regula al máximo el tráfico. Se cuenta con un solo Cañón S/R 105 mm. Un Mortero 81 mm no posee aparato de puntería. Se cuenta con disponibilidad de munición para dos días de combate.

El Jefe EC imparte las órdenes para la reunión de personal y material, lo que se hace muy dificultosamente, especialmente por el peso de las cargas, las dificultades de transitabilidad que presenta el terreno y las desfavorables condiciones meteorológicas.

Se determina que en el primer vuelo serán transportados: Pel Cdo Ca, 1ra, 2da, Sec Apy, mientras que la 3ra Sec lo hará en el vuelo siguiente. A las 1515 hs se recibe orden de que la Ca debe reunirse al pie del Monte Kent (Sector Noreste). A las 1630 hs se inicia el embarque, desplazándose la formación de helicópteros a partir de las 1650 hs. Estos arriban a una zona ubicada 5/6 Kms al Sur de Goose Green, a las 1730 hs, aproximadamente. Durante el transporte se espera, en cualquier momento, la acción de la aviación enemiga, por lo cual el personal ha sido brevemente instruido sobre cómo proceder en tal emergencia.

En esta operación, el B Av Comb 601 participa con todo el material aéreo disponible (1 Puma, 2 A-109, 7 UH-1H y 1 Chinook de la FAA), al mando del Mayor Roberto Yanzi y los pilotos Capitán Jorge Swensen, Teniente 1ro Hugo Pérez Cometto, Teniente, Teniente 1ro Martín Rubio, Teniente Francisco Ramírez, Teniente Manuel Jardel, Teniente Horacio Sánchez Mariño, Teniente Eduardo Salvin Paz, Teniente Marcelo Florio y Teniente Guillermo Anaya, esta operación aeromóvil, transportando el EC Solari desde Monte Kent a Darwin, se ejecuta con extremo riesgo para todo el personal y material, debido a la gran proximidad del enemigo en la zona de desembarque y por la superioridad aérea que el mismo ejerce sobre la ruta de vuelo. Al arriba a la zona y sobre el desembarque del personal y equipo se comienza a recibir fuego esporádico de A , por lo que el Jefe EC ordena de inmediato desplegar en dirección a la playa, tratando de buscar protección en algunas cubiertas allí existentes. Se ha perdido contacto con el helicóptero Puma que transporta dos grupos de tiradores.

La fracción se encolumna en dirección al Norte, a lo largo de la playa, e inicia la marcha hacia Goose Green. Se desconoce absolutamente la situación allí imperante. Continúa el fuego de Artillería, ahora más intenso pero poco preciso. El grupo de seguridad adelantado, a poco de inicia la marcha, toma contacto con un Suboficial del Regimiento de Infantería 12 quien, interrogado por el Jefe EC, expresa que la situación es crítica y que el enemigo ha cercado prácticamente a los propios efectivos, en los lindes de la localidad. Desde el Norte y Oeste se escucha intenso ruido de combate. Se ha perdido contacto con la Sección Apoyo, quien al atravesar la zona batida por Artillería ha quedado retrasada. No se tiene tampoco noticias sobre los 2 grupos de tiradores transportados en el helicóptero Puma.

A las 2000 hs, el Jefe de Compañía decide adelantar una patrulla hacia Goose Green guiada por el Suboficial del Regimiento de Infantería 12 para interiorizarse de la situación. Ordena a los efectivos ocupar una posición de defensa transitoria con frente al Oeste. Destaca, asimismo, patrullas hacia el Sur, para tomar contacto con la Sección Apoyo. A las 2200 hs arriba al sector la Sección Apoyo. Aún no se posee noticias sobre la situación de los 2 Grupos de Tiradores restante. A las 2345 hs arriba la patrulla destacada hacia Goose Green, la cual tomó contacto con el Jefe de Fuerzas de Tarea, quien ha ordenado: que la fracción se desplace hacia la localidad. Que allí le impartirá órdenes de detalle, determinado, en principio, que cumplirá misiones como reserva de la posición.

En cuanto a la situación, el jefe de patrulla ratifica que es crítica y que, si bien ha decrecido la actividad de combate aprecia que las propias fuerzas están cercadas.

El 29 de mayo a las 0030 horas, el Jefe EC efectúa su presentación al Jefe Fuerza de Tarea Mercedes. Este, luego de describirle, en general, la situación que se vive, le ordena constituirse como reserva en la zona de trenes de combate.

Acciones previas al cese del fuego

A las 2130 hs, en una comunicación radial con el comandante Agr Litoral, el Jefe de la FT Mercedes le informa del cuadro de situación que vive, expresando: Que se encuentra cercado en el linde de la localidad. Que la Unidad ha sufrido bajas que no puede apreciar todavía, pero que considera importantes, que la masa del personal está agotado y que se ha reducido sensiblemente la disponibilidad de munición. Que ha perdido contacto con la masa de la Compañía A e ignora su situación. La posición se mantiene bien en el Norte y Sur, pero son confusas las noticias sobre el Oeste.

Que prácticamente no cuenta con armas de apoyo. Las piezas de Artillería disponen munición sólo para 2 horas de combate y no tienen la distancia adecuada para el fuego. Que solicita se le indique qué operaciones están previstas en el Comando Superior para su ejecución durante la noche que permitan revertir la situación, a lo que se le contesta que no existen posibilidades inmediatas, salvo las que se han adoptado con el envío del EC Solari. Que asimismo requiere se le indique si el mantenimiento de la posición es esencial para los planes del Comando Conjunto Malvinas y por cuánto tiempo. A esto se le responde que no es esencial.

Casi inmediatamente, el Comandante Agrupación determina estudiar la posibilidad de romper el cerco y ejecutar un repliegue nocturno hacia el Sudeste para el embarco de los efectivos en un navío a enviar desde Puerto Argentino, hacia un punto de la costa a convenir y una vez roto el contacto con el enemigo. Luego de una breve apreciación, el Jefe de Fuerza de Tarea consulta con el Jefe de la BAM y responde que dicho curso de acción es impracticable, por lo siguiente: Imposibilidad de desprender la masa de los efectivos en contacto con el enemigo, sin que éste tome conocimiento de la acción y adopte contramedidas inmediatas.

Desplazamiento de la Unidad con poca posibilidad de control en terreno abierto y sin cubiertas, expuesta totalmente al fuego aéreo y operaciones helitransportadas enemigas. Necesidad de ejecutar un largo desplazamiento para salir de la zona de acción del enemigo, lo que impondrá a la tropa, ya sumamente agotada, un esfuerzo adicional imposible de superar sin posibilidad de apoyo logístico. Para el caso que pudiera concretarse el embarque, el desplazamiento posterior es sumamente hipotético, pues las naves de guerra inglesas dominan totalmente el Estrecho Choiseul.

Finalmente, el Cte Agr, luego de consultar con el Comandante Conjunto, deja en libertad de acción al Jefe de Fuerza de Tarea para que, según su visión de la situación y las posibilidades de cumplir la misión, determine el momento de interrumpir el combate, en el punto en el cual la continuación de las acciones sólo produzca una inútil pérdida de vidas humanas.

Aproximadamente a las 0100 hs, se decide a parlamentar con el enemigo, comisionando al efecto al superintendente de la población, señor Gos, para que trate de establecer contacto radial con el jefe inglés, a fin de acordar con éste una reunión para tratar la evacuación de la población, antes de reanudar el combate. A través de este medio, se acuerda con el comando enemigo una reunión a las 0900 hs, en el extremo de la pista de aviación. De hecho, se produce una detención del combate.

Durante la noche se efectúan actividades logísticas, especialmente en lo que respecta a cierta alimentación del personal y atención de heridos. Por su parte, el enemigo aprovecha para consolidar sus posiciones, adelantar sus armas de apoyo y completar sus abastecimientos. Se escuchan constantes ruidos de motores de helicópteros y de vehículos terrestres, al parecer blindados, que se aproximan a la línea de contacto.



Acuerdo para el cese del fuego

A las 0930 hs, oportunidad en que el Jefe de Fuerza de Tarea Mercedes espera en el lugar establecido al jefe inglés, se presentan dos suboficiales del ingles, con una nota de aquél en la cual se determina:

- Que el único acuerdo posible es la rendición de los efectivos argentinos.

- Que si los prisioneros no regresan en una hora, se entiende que se ha rechazado la proposición, por lo cual se reanudará el combate y se deberá asumir las consecuencias de la acción militar.

- Que se ha recibido autorizado autorización desde Londres para ejecutar el ataque , sin tener en cuenta los efectos sobre la población civil, lo que es de incumbencia del comando argentino.

Se comisiona a los dos suboficiales haciéndoles presente que deben comunicar el deseo de conversar sobre los puntos mencionados en la nota. Esta posibilidad ya ha sido estudiada durante la noche entre el Jefe de Fuerza de Tarea y el Jefe BAM.

Aproximadamente a las 1100 hs, se realiza la reunión en el mismo lugar. Por el Comando Inglés concurre el Jefe del Regimiento de Infantería 2 Paracaidista, un oficial intérprete y dos periodistas. Por el Comando Argentino lo hacen el Jefe de Fuerza de Tarea Mercedes, el Jefe BAM "Cóndor" y el Capitán del buque Montsunen. Las condiciones de la rendición son pactadas por el Vicecomodoro Pedrozo. En sístesis, las mismas establecen:

- Entregar las armas.

- Mantener unidad a las fracciones orgánicas, sin separarlas en grupos arbitrariamente.

- Inmediato traslado en helicópteros a un buque británico, para su derivación a un puerto neutral.

- Colaboración de las tropas argentinas para levantar campos minados.

En esa oportunidad, según lo relatado posteriormente por el Jefe del Regimiento de Infantería 12, el Jefe Inglés señala el espíritu de lucha evidenciado por las fuerzas de su unidad y le expresa que, en los planes originales, estaba prevista la captura de la posición el 28 de Mayo, y no el 29, como realmente ocurre. Asimismo, las fuerzas inglesas han sufrido bajas muy superiores a las estimadas antes de la operación. Determina, inclusive, como reconocimiento a la acción desplegada, que las formalidades de la rendición se efectuarán fuera de la localidad y sin la presencia de los Kelpers.

comando.jpg

Mapa de las islas malvinas